Enter your keyword

Para tener una mejor salud, necesitamos tener mejores ciudades

Para tener una mejor salud, necesitamos tener mejores ciudades

Para tener una mejor salud, necesitamos tener mejores ciudades

Los lugares alrededor del mundo en donde las personas viven más tiempo, no se busca la salud. Se vive más porque la salud se produce por medio del medio ambiente.

De acuerdo a Dan Buettner, fundador de Blue Zones y miembro del National Geographic, quien ha pasado los últimos 15 años estudiando los cinco lugares alrededor del mundo donde las personas son más longevas y más saludables: Okinawa, Japón; Sardinia, Italia; Nicoya, Costa Rica; Ikaria, Grecia y Loma Linda, California.

Buettner explica que en estas cinco lugares Blue Zones, las personas no se ejercitan ni buscan la salud de manera proactiva. Si no, la actividad física pasa de manera natural gracias a sus alrededores.

En las Blue Zones- igual que en Estados Unidos, Buettner expresa que las personas van a trabajar, a la casa de amigos, salen a comer y a traer a sus hijos a la escuela.

La diferencia es que en estas zonas- a diferencia de muchos lugares de América-todas esas actividades siempre presentan ocasiones para caminar. Los lugareños de las Blue Zones también son conocidos por crecer jardines en su patio y sus casas no están repletas de electrodomésticos. Todo esto significa que estas culturas longevas han hecho el hábito diario de caminar de forma natural.

Si se compara con Estados Unidos, donde un 73% de las personas expresan que necesitan ser más activas y que más del 60% describe su vida como sedentaria. Normalmente, este tema se trata de arreglar instando a la gente a ir al gimnasio o a hacer una carrera de 5K. Pero enfocándose en una responsabilidad individual no va a ayudar a tener un cambio a nivel de población, según Buettner.

“Es una desilusión total pensar que podemos convencer a 330 millones de estadounidenses- tres cuartos de los cuales admiten que no están haciendo suficiente actividad física- que se ejerciten más,” explica Buettner. “Hemos estado tratando esta táctica por 70 años y aún así el %70 de los estadounidenses son obesos o con sobrepeso. Lo que significa que está táctica no está funcionando.”

Él reconoce que un porcentaje pequeño de personas si tienen la disciplina para apegarse a una rutina de ejercicios por 30 o 40 años para lograr ver los beneficios de salud a largo plazo. Pero para la mayoría, Buettner cree que el secreto se encuentra en crear un ambiente que ayude el movimiento de manera inconsciente. “Yo creo que la respuesta está en diseñar ciudades para seres humanos,” dice Buettner.

Desafortunadamente, la mayoría de las ciudades en Estados Unidos se han diseñado pensando solamente en automóviles- con limites de velocidades altas y gran cobertura para autos, pero no para aceras, ciclovías o espacios verdes para las personas. Como resultado, las personas están manejando más y caminando menos. Buettner señala que más del 50% de los niños de Estados Unidos caminaban hacia la escuela en 1970. Hoy el porcentaje es de 10%.

Sin embargo, si existen ciertos lugares en US que están tratando de hacer la diferencia- Boulder, Colorado; San Luis Obispo, California; Portland, Oregon, entre otros. En estos lugares, las personas están logrando ser más saludables dando 20 años más a su expectativa de vida.

Buettner y su equipo de Blue Zones han trabajado con docenas de ciudades estadounidenses en la última década para hacerlas más amigables a las bicicletas y más caminables. Buettner señala que como resultado, el IMC y la obesidad se ha reducido en estas ciudades.

“Tenemos evidencia sólida que cuando se optimiza una ciudad para la transpirabilidad, la movilidad en bicicleta, el transporte público y los parques limpios, se puede incrementar la actividad física de una población completa hasta un 30%”, dice Buettner. “No hay gimnasio, CrossFit o programa de ejercicio que puede tener este tipo de resultados a nivel de población.”

La clave es ponernos a favor de las personas cuando se trata de movimiento, lo que hace que la opción saludable también sea la más fácil. En ese sentido, Buettner y Blue Zones se están asociando con Degree Deodorant para crear un programa llamado “Made to Move” que va a proveer medio millón de dólares para ayudar a proyectos los cuales incrementen la actividad física en ciudades. Esta asociación va a dar fondos a cinco diferentes ciudades de Estados Unidos para la reutilización de carriles, crenado una ciclovía y la mejora del entorno para el peatón.

Todo esto va a ayudar a las personas a salir de la manivela del carro y ponerse a caminar.

“Si caminas más de 45 minutos al día, estás obteniendo el 90% del valor de actividad física del entrenamiento para un maratón”, dice Buettner. “Entonces, cuando estás pensando en poblaciones completas, quieres hacerle el trabajo lo más sencillo posible.”

Esto es exactamente lo que pasa en la ciudad natal de Buettner, Minneapolis, la cual, hace una década, hizo el compromiso de siempre priorizar la calidad de vida. Las ciclovías fueron creadas, los árboles fueron plantados y aceras seguras fueron creadas. Como resultado, Minneapolis fue nombrada una de las ciudades más en forma de Estados Unidos.

Buettner y su equipo están trabajando hacia un destino similar para todas las cuidades del país.

Related Posts

Sin comentarios

Leave a Comment

Your email address will not be published.