Enter your keyword

Se va Intel ¿Ahora qué?

Se va Intel ¿Ahora qué?

CRA BANDERA BICHITO

La transnacional Intel comunica el cierre parcial de su operación en Costa Rica, a esto se ha unido el anuncio similares o peores de otras compañías. Esta noticia sólo puede traer tristeza al pueblo costarricense porque la inversión internacional en tecnología nos ha llenado de orgullo, ya que ha colocado al país en el mapa mundial del conocimiento y  generado fuentes de empleo.

Sin embargo junto a la crisis viene la oportunidad de cambiar, unir al país, evitar la instrumentalización política de la situación, los estériles “análisis ideológicos” y el reparto de culpas. Debemos destacar por la promoción de alternativas para, incluso, acelerar nuestro desarrollo socioeconómico por el visible fin de la zona de confort.

Nuestra iniciativa reitera el llamado para que demos un giro estructural a nuestra educación.

El sistema educativo debe formar emprendedores que lleguen al mercado local a fundar compañías que generen empleo, contribuyan a la Seguridad Social, paguen impuestos y -lo más importante- generen riqueza que se disfrute en el país. Luego, el segundo paso que puede surgir concomitante al primero, es la conquista de mercados internacionales.

Demos el giro como pueblo en creer más en nosotros mismos, manteniendo las puertas abiertas para la inversión foránea, pero redescubriendo los mercados latentes que otras naciones apenas empiezan a explorar. No dejemos que nos tomen la delantera.

Construyamos, disfrutemos y exportemos salud y conocimiento

La humanidad está enferma de los problemas de la vida cotidiana y en  búsqueda de destinos que les permitan recuperar el equilibrio, perder peso, superar los trastornos de sueño, enfrentar la depresión, alimentarse sanamente por medio de agricultura orgánica, hidropónica y libre de gluten, así como la búsqueda de servicios médicos de calidad a menor costo que en sus países de origen.

De igual forma millones de personas con discapacidades y adultos mayores buscan destinos para recreación o retiro.

Ese mercado es verdaderamente esencial en el nuevo modelo de desarrollo pero fue excluido del proceso de la “nueva marca país” basado en el tradicional turismo verde y como destino de tecnomaquilas; dos modelos en crisis. Lo advertimos y hoy nuestras palabras cobran mayor vigencia cuando aquello que nos presentaron como costoso y novedoso se desploma.

Los emprendimientos de salud y bienestar son la puerta para integrar al mercado a profesionales que no ejercen y hoy contestan un teléfono en otro idioma, es la solución a la constante crisis del agro, la oportunidad para fundar pequeños y medianos emprendimientos locales, el estímulo a la economía fundamentada en una sólida clase empresarial nacional basada en el mérito, es la oportunidad de globalizar nuestra mayor fortaleza y la posibilidad de enrumbarnos a paso firme en ruta al desarrollo.

Debemos seguir abiertos al mundo y dejar de estorbar al costarricense

CRA PUÑO PABELLON

Es hora de cambiar de mentalidad. A la necesaria inversión extranjera le brindan una serie de facilidades a cambio de generar algunos salarios, mientras que al emprendedor nacional se le ponen todas las trabas.

Los mismos que hacen fila para “enamorar” transnacionales son los que “carecen de tiempo” para escuchar las ideas, necesidades y motivaciones de los emprendedores locales y hoy, una vez más, la sociedad asume la factura emocional de la incertidumbre.

En ningún momento proponemos cerrar la puerta a la inversión extranjera, bienvenida sea, pero las señales indican que en algunos campos están encontrando mejores destinos con los que no podemos competir, por lo que lejos del rencor y enojo nos corresponde generar respuestas consistentes y pragmáticas.

Ninguna solución es mágica y los procesos de cambio conllevan tiempo, pero las fortalezas y oportunidades país son reales. Si hoy tomamos las decisiones correctas en cuestión de tiempo cosecharemos resultados, forjaremos un nuevo modelo de desarrollo y cambiaremos hacia un rumbo positivo el camino de la generación presente y futura.

¡Reinventemos el futuro!

Related Posts

Sin comentarios

Leave a Comment

Your email address will not be published.