Enter your keyword

La Revolución de las Huertas Urbanas: Un ejemplo a seguir para Costa Rica

La Revolución de las Huertas Urbanas: Un ejemplo a seguir para Costa Rica

La Revolución de las Huertas Urbanas: Un ejemplo a seguir para Costa Rica

LA FAO afirma que la seguridad alimentaria existe cuando las personas tienen, en todo momento,  acceso físico y económico a suficientes alimentos, inocuos y nutritivos para satisfacer sus necesidades alimentarias y sus preferencias en cuanto a los alimentos, a fin de llevar una vida activa y sana”.

Proyectos internacionales de huertas urbanas

Existen en todo el mundo diferentes proyectos de huertas urbanas que tienen como objetivo combatir el hambre, la malnutrición, la contaminación, el cambio climático, fomenta la solidaridad ciudadana y reverdece las ciudades.

1) Todmorden

Todmorden es un pueblo inglés con autosuficiencia alimentaria. Se le llama el pueblo más comestible del mundo. Este pueblo queda en West Yorkshire en Inglaterra. Tiene unos 15 mil habitantes y fue un pueblo de la campiña británica. En los últimos años se convirtió en escenario del proyecto que le dio fama mundial: Incredible Edible, el proyecto se basa en sembrar alimentos en todos los espacios públicos para que está se encuentre disponible para cualquier persona (hasta los turistas)

En Todmorten se plantan verduras, hierbas y árboles frutales en 70 espacios públicos. En este proyecto se encuentran 280 voluntarios los cuales se dedican dos mañanas al mes a cuidar de los cultivos y así la comunidad se autoabastece durante todo el año. Cubre 3 principios fundamentales: plantar alimentos gratis para la comunidad, apoyar y promover a los granjeros y agricultores locales y desarrollar una red educacional que involucre a los jóvenes y ciudadanos.

2) Huertos colaborativos en Colombia

El proyecto se llama Capela en Pereira, Colombia y está creado por Carlos y Jessica. Ellos explican que el motivo de hacer el proyecto es que cuando regresaron al campo donde se había nacido se dieron cuenta que las prácticas agrícolas utilizadas eran ajenas y dañinas al bienestar, cultura y tradiciones de la región.  Además dijeron que ya no veían niños jugar en las escuelas, los campesinos ya no sembraban su propia comida y no había armonía entre los humanos y la naturaleza. Por lo que decidieron crear un oasis verde, que por medio de la educación, la recuperación de las prácticas agrícolas y la sanación con la naturaleza pueda dar el sentido de pertenencia de la tierra que se ha ido perdiendo.

El mayor reto que se han encontrado es tratar de fomentar una propuesta de recuperación de valores a personas que tienen miedo de volver a métodos antiguos y que no se compense económicamente. Actualmente el mayor objetivo es contar con instalaciones apropiadas para llevar a cabo las actividades del proyecto como lo son: talleres, encuentros, charlas, presentaciones, entre otros. Además de contar con un equipo de trabajo que permita consolidar y facilitar las tareas que en este momento recaen en una o dos personas.

3) Cultivo en espacios públicos

Otro de los ejemplos que inspiran es el de Ron Finley, quien es un agricultor en los Ángeles, el proyecto se llama: L.A. Green Grounds. El objetivo primordial es cultivar comida en espacios públicos, baldíos y terrenos marginales en los barrios humildes de Los Ángeles. LA es uno de los terrenos con más terrenos baldíos (68km2), los cuales equivalen como a 20 Central Parks. Por lo que la meta es llenar esos espacios con comida orgánica y ofrecer alternativas saludables. Ron Finley explica que la tasa de obesidad de su comunidad es 5 veces mayor que en Beverly Hills, la cual está a tan solo 15 km de distancia.

4) Guerrilla Garden: activismo reforestacional

Este proyecto está destinado a plantar y reverdecer la ciudad. Este proyecto trabaja en secreto y en anonimato y su armamento son las palas, rastrillos y las bombas de semillas. Cualquier cantero, plaza, maceta de la ciudad es susceptible de ser atacada por estos guerreros verdes.

Hoy 793 millones de personas aún padecen hambre crónica. Entre los niños, la FAO  estima que 161 millones de menores de cinco años padecen malnutrición crónica. La carencia de micronutrientes afecta a más de 2.000 millones de personas en todo el mundo. Al mismo tiempo, se estima que 500 millones de personas son obesas. Por su parte, la ONG Intermon Oxfam afirma el 1% de la población más rica posee más riquezas que el 99% de la población restante. La economía globalizada funciona al servicio de una minoría, generándose una desigualdad extrema, donde millones de hombres y mujeres son excluidos y marginados día a día.

Proyectos como los descritos anteriormente nos hacen tomar conciencia y entender que hay maneras eficientes contra el hambre y la marginación. Sí se puede lograr una mayor soberanía alimentaria, un consumo responsable y el buen cuidado del medio ambiente.

 

Related Posts

Sin comentarios

Leave a Comment

Your email address will not be published.