Enter your keyword

La manera ecológica de cultivar alimentos.

La manera ecológica de cultivar alimentos.

La manera ecológica de cultivar alimentos.

Abril 14, 2019.

Es importante tener claro que para alimentar 7 billiones de personas necesitamos gran cantidad de alimento, pero para que esto sea sostenible tenemos que encontrar maneras más seguras de cultivar sin dañar al medio ambiente.

Pero, ¿cómo se logra este objetivo?

Pues creando una unión entre agricultores y científicos.

Hasta hace poco, los agricultores utilizaban los pesticidas (por más aspectos negativos que se les adjudica) como forma de protección contra plagas. Actualmente, los agricultores tienen que satisfacer las exigencias de consumidores los cuales quieren que la comida que consumen sea lo más natural y ecológica posible,

Esto ha logrado que los agricultores busquen nuevas formas de poder cultivar sus cosechas de una manera menos dañina. Ahora la pregunta es: ¿De qué manera los agricultores pueden combatir las plagas sin utilizar estos pesticidas tan dañino? La respuesta es simple: plantar flores.

Así lo asegura un proyecto llevado en Inglaterra, donde por 5 años investigadores plantaron en el interior de varias cosechas flores autóctonas, las cuales se colocaban en el centro del campo a unos 100 metros las unas de las otras, esto con la intención de que insectos locales y predadores puedan devorar a cualquier plaga que pueda echar a perder la cosecha.

Los resultados vistos han sido favorables, según lo visto en el estudio las flores fomentan la llegada de predadores naturales como abejas autóctonas, avispas y escarabajos, y al estar las flores colocadas en el centro del campo hace que el radio de acción para que estos depredadores naturales ataquen a las pestes sea muy amplio.

Tradicionalmente, los campos de flores quedaban lejos o alrededor de los campos trabajados por los agricultores. Desde un punto de vista de la movilidad invertebrada, era una mala idea: pese a que la fauna predadora local podía acabar con pestes cercanas al cultivo, no eran capaces de alcanzar el corazón del mismo (pensemos en un humilde escarabajo y su pequeño radio de acción). Pero esta simple propuesta de movilizar los ecosistemas florares al centro del cultivo parece haber dado sus frutos.

Asimismo, este tipo de estudio también se ha implementado en otros países como Suiza, donde se utilizan hasta dieciséis especies de flores donde se encuentre gran biodiversidad de predadores. Una vez más los efectos han sido positivos no solo en las cosechas, si no también en los ecosistemas locales.

Aunque ningún proyecto puede, por el momento, eliminar los pesticidas por completo, han logrado reducir significativamente su uso y lograr que en un futuro, quizá, no se utilicen tantos componentes químicos.

Una vez más las abejas nos han vuelto a salvar.

 

Related Posts

Sin comentarios

Leave a Comment

Your email address will not be published.