Enter your keyword

La diferencia entre hablar y hacer

La diferencia entre hablar y hacer

SONY DSC

Don Alvaro, científico, inventor y agricultor orgánico del Pacífico Central

Hace unos días uno de nuestros directores presenció una discusión sobre el desarrollo nacional. Los protagonistas fueron dos estudiantes de posgrado, uno con un argumento teórico y el otro apalancado en el argumento práctico.

Siempre con respeto, pero en un ambiente donde la pasión y el calor llegaron a zona gris, el segundo estudiante tuvo una fuerte manifestación “usted y yo tenemos poco qué discutir, yo hago, usted habla, mientras saco de mi tiempo para colaborar con dirigentes comunales usted lee de ellos en el periódico, usted dice que se está preparando para la política y es posible que llegue muy lejos por sus conexiones, pero debería hacer más y hablar menos, deje de prepararse tanto y haga algo con lo que ya sabe”.

2 sarapiqui

Don Ademar (der), el dirigente comunal que cultiva en la niñez disciplina y valores mediante el deporte.

Es indiscutible que todos tenemos el derecho de expresar nuestras opiniones pero no deja de de tener razón el estudiante en su argumento sobre peso que debemos asignar a cada discurso.

Estamos a las puertas de elegir autoridades locales mediante elecciones municipales, posiblemente las más democráticas que tenemos por el acceso que tenemos los votantes a los candidatos.

Las comunidades se llenan de banderas, piquetes, vallas y consignas, pero esto debe ir a compañado por más: no podemos aceptar campañas basadas en la difamación del adversario porque eso no justifica virtud en quien denuncia, tampoco basarnos únicamente en las promesas porque desde la buena fe de quien desconoce el funcionamiento y competencia municipal hasta la mala fe de quien promete a mansalva, las promesas son -en síntesis- la frustración política del tico.

Preguntemos al candidato ¿Qué ha hecho por el cantón antes de posturlarse? Conozcamos su vida y ahí nos daremos cuenta de si tiene o no proyección comunal.

1-Mauricio-Alonso-Reyes-Cárdenas

Mauricio, el futuro abogado y taxista que lleva alimentos a los más necesitados.

Igual nos ocurre con los activistas, algunos tienen la habilidad de conjugar la palabra y el teclado pero otros también la de actuar para hacer la diferencia, como Mauricio el taxista y futuro abogado que lleva alimentos a los más necesitados, don Ademar el dirigente comunal que combate los vicios y fomenta la disciplina con el deporte, André el joven medallista que entrena “con las uñas” o don Alvaro, el científico del Pacífico Central que combina la invención con el medio ambiente.

La diferencia entre hablar y hacer se basa en el trinomio pensamiento-expresión-acción. Si seguimos por la ruta de los discursos seguiremos estancados, no podemos seguir atrapados en las excusas, esperando que sean otros los que hagan lo que nos corresponde a nosotros.

Tenemos que confiar más en lo que podemos hacer como ciudadanos, en nuestros valores y compromiso social, dando cada vez menos peso a las continuas palabras que adornan la garganta de quienes hablan mucho pero hacen poco.

¡Reinventemos el futuro!

Related Posts

Sin comentarios

Leave a Comment

Your email address will not be published.