Enter your keyword

La Costa Rica Azul merece mayor liderazgo femenino

La Costa Rica Azul merece mayor liderazgo femenino

La Costa Rica Azul merece mayor liderazgo femenino

El nombramiento de la Dra. Karen Gabriela Rodríguez Segura como jerarca del Hospital San Rafael de Alajuela, merece elogio, no crítica.

 

Mucho menos merece ser desacreditado por medios como si el mérito de la Doctora sea únicamente ser mujer y ser joven.

El equipo de Costa Rica Azul considera que es de aplaudir el nombramiento de una profesional elegida por méritos, sin prejuicios, y por ser la mejor opción de candidato al puesto.

Publicaciones en medios de comunicación haciendo referencia a su sexo y edad, como si tales características disminuyeran su capacidad para desempeñarse en el cargo, están de más.

Se nombró a una Doctora, calificada y valorada en un proceso de selección llevado a cabo por profesionales. Esta gestión determinó que Rodríguez fue la profesional idónea para desempeñar el cargo que se le asigna.

¿Merece esto crítica? ¿Cuestionamientos?

Si el nombrado hubiese sido un hombre de la misma edad, ¿El enfoque de los titulares hubiera sido similar?

La mujer y La Caja

Para dar el lugar que se merecen las más de 62.000 mujeres que laboran en la Caja, hay que “sacar de la caja” el concepto del rol de la mujer.

La equidad e igualdad no solo son deudas históricas que urgen saldarse.  Es necesaria la participación de las mujeres en posiciones de decisión para equilibrar la desigualdad, aumentar espacios colaborativos, la efectividad profesional, la reactivación económica de todo el sector social y la creación mayores espacios laborales colaborativos, como demuestran los datos de las autoridades internacionales: PNUD y ONU Mujeres, sin mencionar que es el objetivo No.5 de los Objetivos del Desarrollo Sostenible para el 2030 (ODS 2030), impulsados por las Naciones Unidas por un mundo con mayor equidad en la próxima década.

Costa Rica necesita y merece liderazgo y empoderamiento femenino, las más de 62.000 mujeres que laboran en la Caja merecen el respeto de todos y el agradecimiento del país.

No nos lleva a ser mejores el permitir cuestionamientos injustos que son a la vez formas de violencia sistemática en contra del liderazgo de las mujeres.

El enfoque sesgado de algunos medios, de noticias y detractores de la equidad que hacen críticas infundadas, no puede seguir siendo parte de la Costa Rica del 2020.

Llama la atención que un medio como La Nación editorialice a través de un titular: “CCSS delega en médica alajuelense de 35 años las riendas de un hospital en crisis”. Este enfoque cuestiona la legitimidad por mérito de capacidades en el nombramiento.

Los beneficios de la paridad directiva son altamente conocidos; se considera que las mujeres ejercen un liderazgo que responde mejor a las necesidades de la nueva dinámica social y económica por ser más solidario, flexible, cooperativo, participativo.

Además de coincidir con que uno de los aportes trascendentales a través de su toma de decisión es la visión a largo plazo, lo cual garantiza el avance y crecimiento de cualquier empresa u organización. Esto propicia una mayor interacción de trabajo en equipo y búsqueda de soluciones creativas.

Los beneficios del liderazgo femenino inciden positivamente en todos.

La Costa Rica inclusiva por la que luchamos debe tener como norte que la igualdad no se quede en un mero cumplimiento de requisitos.

Valores y principios de estimulan la equidad, a la que hoy aún no llegamos, deben de ser impulsados por todos los costarricenses.

Los medios que tienen el privilegio de la atención pública y el oído de las personas tienen una mayor responsabilidad de informar objetivamente.

No debemos seguir permitiendo que la prensa anule la capacidad de una profesional únicamente por el hecho de ser mujer o por tener una edad que “supuestamente” no corresponde con los tradicionales roles de poder.

Nada que obstruya el avance en igualdad de género, debe ser tolerado con silencio, ni permitido con el ojo ciego de quienes evaden la responsabilidad ciudadana de defender una Costa Rica que evoluciona.

Es lamentable ver evidencias de que el sexismo todavía impera institucionalizado en el discurso de la sociedad  costarricense, impulsado por medios de comunicación y críticos solapados que, en lugar de proveer información confiable y aportar valor  opinión pública, prefieren buscar el entretenimiento fácil desviando un logro en materia de igualdad de género y pasándolo como un escándalo de nombramiento cuestionable.

Desvalorizar la labor de una mujer es completamente inaceptable y debe de denunciarse como tal.

Estamos con usted Doctora Rodríguez, la felicitamos en ésta nueva labor y esperamos que éste nombramiento abra la posibilidad a una nueva generación de mujeres profesionales que tome las riendas de nuestras instituciones públicas para bien del país.

Estamos con ustedes, Comités de selección, que ven más allá de los paradigmas y se atreven a hacer lo correcto, en pro de la Costa Rica a la que debemos aspirar.

Sin igualdad de género no podremos nunca avanzar hacia una sociedad y una Costa Rica más justa, que proporcione reales oportunidades a todos sus ciudadanos.

La Costa Rica que es posible tener, es la que abraza el mérito y se nutre de él.

En buenahora Doctora Rodríguez. Sea ahora un ejemplo para quienes vienen detrás…

 

Dr. Christian Rivera P.

Presidente Costa Rica Azul

Related Posts

Sin comentarios

Leave a Comment

Your email address will not be published.