Enter your keyword

Iniciativa pretende convertir Sanatorio Durán en atracción turística sostenible

Iniciativa pretende convertir Sanatorio Durán en atracción turística sostenible

Iniciativa pretende convertir Sanatorio Durán en atracción turística sostenible

Más allá de los mitos y creencias que rodean el Sanatorio Carlos Durán, el potencial de la infraestructura así como de la zona que rodea este patrimonio para el turismo es ya conocida por muchos. La relación de este elemento con la seguridad, el equilibrio con el recurso natural y el turismo sostenible son elementos que involucra una propuesta impulsada por expertos de estas áreas del Tecnológico de Costa Rica (TEC).

La infraestructura ubicada en Potrero Cerrado de Cartago y con una amplia historia respecto a su antiguo hospital hacen de este lugar, un atractivo. Sin embargo la gestión adecuada del desarrollo turístico, donde tanto la economía, conservación y sostenibilidad del patrimonio vayan de la mano, son carentes en este espacio.

De ahí que la iniciativa impulsada por estudiantes de la carrera de Gestión de Turismo Sostenible enmarca las condiciones de señalización, información, y utilización del recurso natural para desarrollar un turismo sostenible.

Para esto, las jóvenes Kimberli Solano, Jenory Sánchez y Yanixia Sánchez, con apoyo de expertos de la Escuela de Seguridad Laboral e Higiene Ambiental, determinaron una serie de acciones para las instalaciones, sus visitantes y vecinos de la zona.

Entre estas, el darle relevancia a su valor histórico-arquitectónico por medio de información histórica, además de una elaboración de senderos en los alrededores del antiguo nosocomio, que permitiría potenciar las visitas que hacen nacionales y extranjeros a los alrededores de la zona y volcanes como el Irazú o el Turrialba.

“El potencial del Sanatorio para el turismo cultural tiene una estrecha relación con las características de seguridad que debe tener la infraestructura”, comentó Kimberli Solano, investigadora del proyecto.

Sostenibilidad y Seguridad

Como parte de los resultados de esta investigación, se determinó mediante la metodología de la Norma NTP30, la cuantificación de la magnitud de los riesgos existentes y, jerarquizar racionalmente su prioridad de corrección.

Mediante la norma, se determinó el tipo de señalización necesaria para la infraestructura con un croquis demarcado por colores: el rojo representa el riesgo extremo, naranja es alto en riesgo, amarillo es de riesgo moderado y verde es aceptable.

Esta gráfica pretende señalar con dicha coloración la infraestructura que está en mayor riesgo y urgente de señalización.

Miriam Brenes, profesora de la Escuela de Seguridad Laboral e Higiene Ambiental, y asesora de esta investigación, destacó que se encontraron una serie de necesidades como el control y acceso de personas, así como la determinación de la carga en cada una de las áreas.

Brenes añadió que dentro de otras recomendaciones, está el indicar la existencia de escaleras, así como las condiciones de la infraestructura, salidas de emergencia, puntos de evacuación entre otras de gran relevancia.

Related Posts

Sin comentarios

Leave a Comment

Your email address will not be published.