Enter your keyword

Encuentro de culturas: el valor de nuestras raíces y el brillo del futuro

Encuentro de culturas: el valor de nuestras raíces y el brillo del futuro

Encuentro de culturas: el valor de nuestras raíces y el brillo del futuro

Como cada 12 de octubre, recordamos la llegada de los europeos al continente americano y celebramos el intercambio cultural que generó ese primer contacto con los pueblos amerindios.

A partir de ese día de 1492, el mundo fue uno y estaba a las puertas de ser conocido y reconocido por todos. Poco tiempo pasó para que el último rincón de tierra firme fuera no solo conocido y habitado por los hombres, sino para que los pueblos originarios dejaran de estar aislados.

Esto permitió intercambio de toda clase de conocimientos: astronómicos, matemáticos, de ingeniería, medicina y gastronomía, por citar solo algunos ejemplos.

Más de 500 años después, mucho de este conocimiento, ahora común, se ha diluido en el saber popular y en los avances naturales a la evolución de la ciencia y la técnica humanas.

Sin embargo, volvemos a las raíces y cada día revaloramos el saber de nuestros pueblos indígenas, su cultura, su comida, su literatura, música y respeto por la naturaleza.

Al mismo tiempo, pueblos como el costarricense se están abriendo al mundo de nuevas y valientes formas, con nuevos productos y servicios para los visitantes; nuevas tecnologías en las exportaciones e incluso, conquistando no solo ya los mercados extranjeros, sino siendo verdaderas multinacionales de origen tico.

De igual forma, el nombre de Costa Rica ya no es solo reconocido por un puñado de destacados en la ciencia o el deporte. En todos los campos, son cientos, miles los costarricenses que sobresalen dentro y fuera de nuestras fronteras.

Y cuando un foráneo nos visita, no le queda más que resaltar los múltiples valores de los ticos: la amabilidad, la educación, el respeto y la alegría que nos distinguen, como claro resultado de la mixtura de pueblos y culturas que fraguaron al costarricense.

En nuestras venas, transitan miles de años de historia rica y diversa; del África, Oriente Próximo, Europa, Lejano Oriente y por supuesto, nuestra rica y multicolor América.

Destacar solo un punto o sentirse orgulloso solo de una de nuestras características sería desaprovechar la oportunidad de jactarnos de lo mucho que nos hace resaltar en el mundo.

Como si al hablar de nuestro bello país, solo mencionáramos una playa, un edificio, una comida o una flor; dejando de lado el hermoso jardín de aromas y colores que es Costa Rica.

Hablar de nuestra tierra, nuestra cultura, nuestra gente, es hablar del más rico crisol, en que etnias y culturas disímiles se han hecho una, compartiendo saberes; respetando lo que nos diferencia y celebrando lo que nos une.

De igual forma, la sabiduría del pasado y el brillante sueño del futuro, se conjugan hoy en una Costa Rica que sabe lo mucho que vale. Esto es lo que nos distingue, esto es lo que celebramos. Feliz día del encuentro de las culturas.

 

Related Posts

Sin comentarios

Leave a Comment

Your email address will not be published.