Enter your keyword

¿Dejar de comer para mejorar la salud?

¿Dejar de comer para mejorar la salud?

¿Dejar de comer para mejorar la salud?

Cuando de salud se trata, la alimentación juega un papel sumamente importante. Más allá de comer más y mejor, puede que la verdadera solución se encuentre en hacer precisamente lo contrario: dejar de comer.

Según reveló un estudio de la Universidad del Sur de California, liderado por el biólogo y gerontólogo Valter Longo, el ayuno puede ser una práctica muy beneficiosa para la salud, principalmente como arma contra el cáncer.

Cuando una persona deja de comer por uno o varios días, su metabolismo cambia radicalmente debido al estrés. Esto causa en realidad efectos positivos para el cuerpo, en especial aquellos con cáncer y que están siendo tratados con quimioterapia.

Entre esos beneficios está que lo proliferación celular se ralentiza, se activa el proceso de autofagia en la que el organismo elimina células viejas o defectuosas y, en general, comienza a alimentarse de sus propias reservas de energía.

Por el momento, no se sabe cómo y por qué esta práctica parece ser beneficiosa para la salud. De acuerdo con Pablo Fernández-Marcos, un coautor del estudio que decidió sumarse al grupo experimental, han visto que los niveles de P21, un importante supresor tumoral, aumentan con el ayuno pero vuelven a bajar en cuanto la persona se alimenta.

Los experimentos de Longo y su equipo han demostrado que un ayuno de uno o más días hace que ratones con cáncer tratados con quimioterapia respondan mejor al tratamiento y se recuperen antes de los efectos secundarios.

Dejar de comer por completo puede ser una práctica difícil para muchas personas, por lo que Longo desarrolló una dieta baja en calorías que imita los efectos del ayuno sin dejar de comer.

Cuando les da esta dieta a roedores con cáncer de mama y de piel, su sistema inmune parece despertar del letargo y comienza a reconocer y aniquilar a las células tumorales, algo que no sucede en los ratones bien alimentados.

Según Longo, el ayuno tiene un efecto “rejuvenecedor” sobre el organismo, tanto en animales como en humanos.

“En un estudio piloto con voluntarios sanos vimos que la dieta que imita al ayuno redujo los indicadores de riesgo cardiovascular, los niveles de glucosa y los de IGF-1, un potencial marcador de cáncer, además de eliminar la grasa abdominal”, explicó el investigador. La dieta en cuestión tiene un 60% menos calorías que la dieta normal de cada individuo.

Related Posts

Sin comentarios

Leave a Comment

Your email address will not be published.