Enter your keyword

Costa Rica no puede callar ante la amarga hora que vive Venezuela

Costa Rica no puede callar ante la amarga hora que vive Venezuela

1 Costa Rica Azul Venezuela Paz

Costa Rica es una potencia moral que en el siglo pasado, de forma unilateral ante el mundo, abolió el ejército convirtiéndonos en referente global de paz, salud y educación. Somos un pueblo que destinó el oneroso gasto militar al más honroso de los rumbos: la guerra contra la enfermedad e ignorancia.

Así hemos logrado la democracia más sólida y reconocida de la región, la que no se dejó arrastrar al conflicto centroamericano y desafió con sus ejemplares acciones a los grupos combatientes -y potencias militares patrocinadoras más allá de nuestras fronteras-, promoviendo la paz.

Hoy el pueblo venezolano está siendo brutalmente oprimido. La rica nación petrolera está siendo destrozada por un régimen que la hundió en la miseria y coarta las libertades básicas de forma progresiva, convirtiendo en delito el pensamiento disidente y destruyendo los procesos de información mediante el control de los medios.

Costa Rica, como potencia moral, no tiene por qué callar, ser indiferente o argumentar neutralidad frente a lo que ocurre allá.

No es necesario hacer un estudio o consultoría del ordenamiento jurídico venezolano para protestar contra el máximo desprecio con que su Estado atropella los derechos fundamentales -que son inherentes al ser humano y son protegidos en toda nación cuyo gobierno es civilizado-.

Tampoco necesitamos que nos llamen o pregunten para hacer hacer valer nuestro peso moral.

Venezuelan boy
Sería iluso creer que el verdugo dictador va a pedir opiniones a las naciones democráticas cuando sus mayores esfuerzos son para aislar a Venezuela e impedir que se conozca la dramática situación interna para que se imponga la versión oficial -reproducida por sus satélites políticos-.

Si fuéramos los costarricenses quienes estuviéramos bajo la suela opresora de la dictadura, y nuestros hijos asesinados en las calles, esperaríamos rogando que todos esos pueblos que nos han visitado, conocen nuestra forma de ser y nos aprecian, se manifiesten de forma contundente y categórica rechazando y condenando al tirano.

Nuestros políticos no pueden despreciar la histórica oportunidad de hacer sonar la voz de Costa Rica a nivel internacional. En su efímero paso por el poder -porque así debe de ser en una democracia- tienen una obligación con el pueblo que representan y con el pueblo hermano venezolano que nos necesita.

Craso error cometen esos políticos que confunden las simpatías ideológicas con la tiranía, dictadura militar y culto a la personalidad que desangra a Venezuela. Lo que allá se está sufriendo debe ser denunciado y jamás importado.

Unamos voces por los Derechos Humanos y no dejemos solo al pueblo venezolano en el momento que está siendo sumergido en la hora más amarga.

3 Costa Rica Venezuela Hermandad Paz

Related Posts

Sin comentarios

Leave a Comment

Your email address will not be published.