Enter your keyword

Costa Rica tiene el secreto a la felicidad: Los espacios azules

Costa Rica tiene el secreto a la felicidad: Los espacios azules

Costa Rica tiene el secreto a la felicidad: Los espacios azules

En años recientes, urbanidades con gran cantidad de estrés han buscado refugio en espacios verdes, los cuales se ha probado que han tenido un impacto positivo en la salud mental y física, esto trae argumentos para que haya mayor cantidad de parques y bosques en la ciudad.  Los beneficios de “las áreas azules”- el mar, la tierra costera, los ríos, los lagos, canales, cascadas y hasta fuentes- no son muy publicados, pero la ciencia ha sido consistente por una década: estar cerca del agua es bueno para el cuerpo y la mente.

La proximidad al agua- especialmente en el mar- está asociado a muchas medidas positivas de bienestar físico y mental, desde mayores niveles de Vitamina D hasta mejores relaciones sociales. “Muchos procesos son exactamente iguales con los espacios verdes- con algunos beneficios extras,” explica el Dr. Mathew White, un profesor titular en la Universidad de Exeter, así como un psicólogo ambientalista para el BlueHealth, un programa que estudia los beneficios de salud y bienestar de los espacios azules en 18 (mayoritariamente Europa) países.

Un estudio extenso hecho en el 2013 sobre la felicidades en el ambientes naturales en el cual 20,000 usuarios de celulares inteligentes fueron incitados a grabar, en intervalos aleatorios, su sentido de bienestar en sus alrededores inmediatos. Se encontraron que los márgenes marinos y costeros fueron las locaciones más felices, seis puntos más altos que en un entorno urbano continuo. Los investigadores lo relacionaron a “la diferencia entre asistir a una exposición y hacer las tareas del hogar”.

Aunque vivir a 1 km de la costa- y en menor grado a 5 km- se ha asociado con mejor salud mental en general, parece que la visita constante es realmente la clave.”Encontramos que las personas que visitan la costa al menos dos veces a la semana tienden a experimentar una mejor salud física y mental,” dice el Dr. Lewis Elliott, también de la Universidad de Exeter y BlueHealth. “Algunos de nuestros investigadores sugieren 2 horas entre semana puede ser beneficioso, en muchos sectores de la sociedad”. Las vistas al mar también se han asociado con mejor salud mental.

White explica que hay tres caminos establecidos en los que la presencia con el agua está positivamente relacionada con salud, bienestar y felicidad. Primero, están los factores ambientales beneficiosos típicos de los ambientes acuáticos, como menos contaminación del aire y más rayos de sol. Segundo, las personas que viven cerca del agua tienden ha ser físicamente más activas- no solo con deportes acuáticos, pero en caminatas y ciclismo.

Tercero- y este punto es donde los espacios azules tienden a tener una ventaja en comparación sobre otros ambientes naturales- el agua tiene un efecto restaurativo de manera psicológica. White dice que pasar tiempo dentro y cerca de ambientes acuáticos ha demostrado efectos más significativos, induciendo al buen humor y reduciendo humores negativos y estrés, que en los espacios verdes.

Las personas de todos los grupos socioeconómicos van a la costa para pasar tiempo de calidad con amigos y familia. Dr. Sian Rees, un científico marino en la universidad de Plymoutj, dice que las costas en Gran Bretaña es un ambiente social más nivelado, mientras que los bosques tienden a ser accesibles a personas de mayor ingreso. “No es visto con ser una persona de élite o un lugar especial, es donde vamos y nos divertimos”.

“Al pasar tiempo en estos ambientes, estas obteniendo lo que llamamos “Salud por sigilo”- disfrutar los espacios al aire libre, interactuando con el ambiente físico- y eso también va a tener diferentes beneficios en la salud”.

Hasta una fuente puede ayudar. Un estudio del 2010 descubrió que las imágenes de construcciones con agua fueron calificadas positivamente así como las que contenían espacios verdes; los investigadores sugieren que la asociación con un pasaje sonoro más la calidad de la luz en el agua puede tener suficientes efectos de restauración.

Aunque los participantes calificaron de mejor manera los ambientes con cuerpos de agua más grandes (y las “zonas pantanosas” fueron calificadas menos positivamente), el estudio sugiere que algo de agua es mejor que ninguna- presentando oportunidades para la creación de espacios azules. “No puedes cambiar donde está la costa, pero cuando hablamos de trasladar los beneficios de las zonas azules a otro tipos de ambientes, no hay nada que pueda parar una fuente bien diseñada,” dice Elliott.

La costa parece ser especialmente efectiva. White sugiere que esto se debe al reflujo y flujo de las mareas. Ademas explica que la rumia – enfocarse en pensamientos negativos de las angustias personales- es un factor establecido de la depresión. “Lo que encontramos es que pasar tiempo caminando en la playa hace una transición hacia el pensamiento exterior y el medio ambiente, pensando en esos patrones, poniendo la vida en perspectiva digamos”.

Cuando estás navegando, surfeando o nadando, dice White, “estas en sintonía con las fuerzas naturales- se tiene que entender el movimiento del viento, el movimiento del agua”. Al ser forzado en concentrarse en las cualidades del medio ambiente, accedemos a un estado cognitivo perfeccionado durante milenios. “Estamos volviendo a ponernos en contacto con nuestra herencia histórica, cognitivamente”. El agua es, literalmente inmersiva.

Rees dice que el apoyo de la idea de prescripciones “azules” y “verdes” para individuos está creciendo. Un grupo de “surf para la salud mental”es un ejemplo de cómo las intervenciones basadas en la naturaleza puede funcionar.

Al trabajar caracterizando y calificando beneficios, el grupo multidisciplinario de BlueHealth espera estableces como la “infraestructura azul”- las costas, los ríos y los lagos- pueden ayudar a abordar grandes problemas de salud pública como lo son la obesidad, la inactividad física y los problemas de salud mentales. Un artículo del 2016 creó el valor monetario del beneficio para la salud si uno se compromete con el medio ambiente marino en 176 millones de euros.

Aprovechar el poder de los espacios azules puede potencialmente aliviar desigualdad. “Uno de nuestros más recientes artículos encuentra que los beneficios de vivir en la costa son más beneficiosos para las personas que viven en las áreas más pobres.” dice Elliot. Es por esa razón, es crucial que todas las personas puedan tener acceso a esta. La proximidad del agua está asociada con al menos un 10% de prima en los precios de la vivienda, White está preocupado por la exclusividad del desarrollo urbano costero. “Lo que sucederá es que obtendrás este tipo de gentrificación, donde las personas que más se benefician serán exprimidas tierra adentro”.

Las disposiciones de acceso bajo la Ley de acceso marítimo y costero pueden ayudar, pero las comunidades cerca del mar son particularmente vulnetables, por fluctuaciones estacionales en los ingresos y la degradación ambiental, y, a largo plazo, el aumento del nivel del mar y el clima extremo debido al cambio climático.

Rees dice que los beneficios de los ambientes marinos para nuestro bienestar está relacionado con la salud de dichos ambientes, y los esfuerzos de conservación tiene que tener en cuenta el “capital natural” del espacio azul para apoyar nuestro bienestar.

 

“Si tenemos la Zona Azul más grande porque no pensar en una Costa Rica Azul donde la calidad de vida, salud y bienestar sea para todos. Definitivamente si nos damos la oportunidad de reconocer las fortalezas locales en medio de las oportunidades.” Dr. Christian Rivera. Presidente de Costa Rica Azul

 

Related Posts

Sin comentarios

Leave a Comment

Your email address will not be published.