Enter your keyword

Comer mal mata más que el tabaco

Comer mal mata más que el tabaco

Comer mal mata más que el tabaco

El comer mal, ya sea por la calidad o cantidad de alimentos, está relacionado con 11 millones de muertes en el mundo por año, según un estudio publicado en The Lancet. Esta cifra representa una quinta parte de los 57 millones de fallecimientos que ocurren anualmente en nuestro planeta, increíble verdad. Si vemos las cifras dadas por la Organización Mundial de Salud, se ve que estos números son mayores que por ejemplo los del tabaco el cual es la causa de muerte de 7 millones de personas, el cáncer con una cifra de 8,2 millones de muertes y los infartos con 5,5 millones.

 

Estos 11 millones de muertes producidas por causas alimenticias se dividen de la siguiente manera: 10 millones de muertes son causadas por enfermedades cardiovasculares, mientras que el millón restante se fracciona entre cánceres relacionados con la comida, por ejemplo el del colon (900.000) y diabetes (300 000).

 

La Fundación Bill y Melinda Gates ha financiado un estudio el cuál se basa en recoger datos de 15 nutrientes en 195 países. Estos datos explicaron que una mala dieta es la que contiene baja cantidad en frutas, vegetales, legumbres, granos integrales, nueces y semillas, leche, fibra, calcio, ácidos grasos omega-3 de alimentos marinos, grasas poliinsaturadas o en caso contrario la que es muy alta en carne roja, carne procesada, bebidas azucaradas, grasas trans y sodio (cuya fuente principal es la sal).

Durante este complicado balance en donde se ingiere menos de una cosa y más de otra, los autores afirmar que el estudio confirma que una dieta pobre en los alimentos que deben estar presentes, es responsable de más muertes que cualquier otro factor de riesgo en el mundo. Entre los consejos dados el principal es redefinir las campañas para las buenas prácticas de nutrición: Mientras que el sodio, el azúcar y la grasa siempre han estado en el foco del debate, se ha dejado de lado un punto importante el cuál es el bajo consumo de alimentos saludables, como cereales integrales, fruta, nueces, semillas (frutos secos) y vegetales. El exceso de sodio más la insuficiencia de granos y frutas son los responsables de la mitad de los 11 millones de muertes.

 

Entre los 195 países que se han estudiado se puede observar que Israel, Francia y España son los tres cuyos hábitos alimenticios causan las menores muertes, con menos de 90 fallecimientos por 100. 000 habitantes, seguido por Japón y Andorra. El primer país americano en la lista es Perú (9 puesto), seguido por Bermudas, Puerto Rico y Canadá. De las grandes potencias mundiales Italia esta en la posición 10, Reino Unido en la 23, Estados Unidos en la 43, México en la 57 y China en la 140 de 175.

 

Este trabajo esta corroborando lo que se lleva predicando desde hace bastante años sobre los beneficios de la dieta mediterránea y la atlántica las cuales tienen la misma base (muchos vegetales, pescados y poca carne) pero usando los productos de la zona. Las dietas tienen que ser sensata y equilibradas. Cualquier alimento se puede incorporar para tener una dieta balanceada.

 

Otro de los principales problemas que no se les esta dando la urgencia necesaria es el abuso de sal, sobre todo porque ahora los consumidores no notan lo salado que comen. Por ende se han tenido que tomar medidas como la reducción de sodio y sal en diferentes productos enriquecidos con estos.

 

La población mundial solo consumió el 12% de los 21 gramos diarios de nueces y semillas recomendadas, y tomó 10 veces más la cantidad de bebidas azucaradas que se aconsejan (49 gramos frente a los 3 estipulados). Entre otros patrones de consumo, se vio que solo se consumió el 16% de la leche considerada, un cuarto de los granos integrales, casi el doble de la carne procesada y el 86% más de sodio.

Es importante notar que la ingesta elevada de sodio es la principal causa de muertes en países como Japón, China y Tailandia; el consumo de pocos granos integrales lo era en Estados Unidos, India, Brasil, Pakistán, Nigeria, Rusia, Egipto, Alemania, Irán y Turquía.

 

Finalmente, se tiene que tener claro que lo más importante para mantenernos saludables es tener una alimentación lo más equilibrada posible dentro de las posibilidades de cada país. Asimismo, la dieta mediterránea es la que se acopla mejor a una alimentación rica en semillas, granos integrales, frutas y vegetales por ende esta se puede usar como un excelente ejemplo para mejorar nuestras dietas.

Related Posts

Sin comentarios

Leave a Comment

Your email address will not be published.