Enter your keyword

Vivir una larga vida y de calidad

Vivir una larga vida y de calidad

Cuatro hermanos estadounidenses superaron los 100 años de edad, son los Kanh quienes “demuestran que tenemos la capacidad como especie de vivir hasta los 110 años de manera saludable. Los cuatro tuvieron salud hasta el final de su vida. Y también muestran que existe un factor genético”.

La esperanza de vida aumenta con los años y, si bien la reproducción también se posterga, es más probable que disfrutemos a nuestros abuelitos más años que si hubiéramos nacido en la primera mitad del siglo pasado.

Sin embargo queremos más porque hemos descubierto como sociedad el gran aporte afectivo y de experiencia que las personas con más “camino recorrido” poseen, una riqueza moral e intelectual para compartir.

El reto es tener una vida saludable para extender una tercera edad de calidad, con mucho disfrute y oportunidades, algo que si bien está condicionado por la genética es altamente influenciable por la vida que llevemos, por el ambiente.

“La élite científica del envejecimiento considera especialmente interesantes tres estrategias para prolongar la salud y la vida: la restricción calórica, el ejercicio y ciertas pequeñas moléculas (candidatos a fármacos) como la espermidina, la metformina, la rapamicina y el resveratrol, el componente saludable del vino tinto” (El País).

Buscar una calidad de vida con actividad física, alimentación balanceada, salud mental, buena relación comunal, productividad laboral y recreación es algo que se puede decidir de adulto, sin embargo es necesario inculcarlo en la niñez, especialmente con el ejemplo, ya que estamos sufriendo una “epidemia de obesidad”.

“La proporción de personas con obesidad en Costa Rica aumentó casi cuatro veces en los últimos 40 años; al pasar del 6,3% de la población en 1975 al 23,7% en el 2014. También creció el número de personas con sobrepeso y la cantidad de gente con peso normal disminuyó casi una tercera parte (32,1%)” (La Nación).

Una persona con sobrepeso u obesidad es candidata a desarrollar males cardiacos, problemas de articulaciones, diabetes, problemas gastrointestinales, problemas emocionales, etc., todo en un ciclo de sedentarismo y mala alimentación, donde todo contribuye a una espiral de aumento de la grasa corporal y disminución de la masa muscular.

Este problema afecta a la sociedad ya que esos males engrosarán las listas de espera de la Seguridad Social y golpearán su presupuesto.

Recordemos que en Costa Rica está la Zona Azul más grande del mundo, compartimos los genes y entorno para vivir muchos buenos años, entonces si usted quiere ayudarse y ayudar al país empiece con un cambio en su forma de vida y libérese de ese peso innecesario para su salud y calidad de vida.

¡Reinventemos el futuro!

Related Posts

Sin comentarios

Leave a Comment

Your email address will not be published.