Enter your keyword

Nuestra posición sobre el turismo médico

Nuestra posición sobre el turismo médico

Dr. Christian Rivera, Coordinador de Costa Rica Azul.

Dr. Christian Rivera, Coordinador de Costa Rica Azul.

En fechas recientes advertimos sobre el peligro de utilizar fondos públicos para lanzar una campaña internacional promoviendo a nuestro país como destino de turismo médico, lo que generó que algunos usuarios de redes sociales nos manifestaran su preocupación y malestar ya que interpretaron que nos oponemos a esta industria.

Nuestra iniciativa no es un plan de negocios de una empresa o sector, es una visión de desarrollo nacional inclusiva, donde proponemos la solución de problemas sociales mediante un modelo productivo democratizante y solidario, donde sector público y privado trabajen en armonía por la prosperidad nacional.

Algunos países carecen de Seguridad Social y la medicina privada no es accesible lo que hizo surgir una industria de turismo médico, donde personas viajan a naciones para ser atendidas en hospitales privados, motivados en que el tiquete aéreo, hospedaje, alimentación y procedimiento diagnóstico, tratamiento o cirugía, les sale más barato que hacerlo en su país de origen.

La Organización Mundial de la Salud ha manifestado que esta industria, mal manejada, puede lesionar la atención de los pobladores locales ya que los pocos médicos especialistas, especialmente en cirugía, podrían ser absorbidos por el mercado privado haciendo crecer las listas de espera en la Seguridad Social, como ocurrió en Israel.

En nuestro país, sin tener una explosión de turismo médico, ya estamos sufriendo graves listas de espera de meses o años para una cirugía, por lo que -desde nuestra perspectiva- para que Costa Rica se promueva como destino de turismo médico debe solucionarse primero este problema.

Equipo quirúrgico de doctores Rivera

Equipo quirúrgico de doctores Rivera

La CCSS es la estabilidad social de nuestro país y debe ser la carta de presentación de la salud costarricense ante el mundo. Las listas de espera se dan en las especialidades porque la universidad que los imparte y la Caja han sido incapaces de formar la cantidad suficiente de especialistas para atender a la población. Muchos médicos generales, algunos desempleados, están deseosos de formarse como especialistas para servir a la sociedad pero se topan con un poco transparente sistema de selección que elige unos cuantos cupos al año entre cientos de aspirantes.

Mientras haya listas de espera no puede haber un turismo médico masivo; por eso proponemos el turismo de salud y bienestar, que consiste en complementar el tradicional turismo verde con el innovador turismo azul -de salud-, en campos donde no se afecte la Seguridad Social, sino que se generen empleos, emprendimientos y aumento de las cuotas obrero patronales.

El turismo de relajación, sueño, artístico, maratones, pérdida de peso, adulto mayor, servicios dentales, alimentación orgánica, hidropónica y libre de gluten, son apenas unas propuestas iniciales de salud y bienestar, que de implementarse ayudarían al sector turístico nacional a mitigar la gran temporada baja, además de generar demanda sectores como taxis, saloneros psicología, medicina general, farmacia, enfermería, fisioterapia, odontología general, agrónomos, administradores, tour operadores, guías turísticos, chefs, entrenadores personales, instructores de yoga, entre otros, que actualmente enfrentan un grave desempleo.

Doctor Rivera realizando vibroliposucción

Doctor Rivera realizando vibroliposucción

Además es espacio para la creación de apoyo al agro nacional -en permanente crisis- para que migre a un modelo productivo de alto valor agregado y de ingresos dignos.

Así como el fortalecimiento de emprendimientos en terapias alternativas, yoga, relajación, masajes, tratamientos estéticos y actividades de contacto espiritual con la naturaleza.

Todo de la mano con la Banca para el Desarrollo, generando y apoyando emprendimientos en transporte, agencias de viajes, gastronomía, redes sociales, diseño, mercadeo y publicidad que hoy participan tímidamente en el turismo verde apenas en los cuatro meses de temporada alta.

Por tanto, sí apoyamos el turismo médico e invitamos a organizaciones privadas a aprovechar esta oportunidad que no debe ser controlada por unos pocos. Así como tampoco  deben, en este momento, utilizarse recursos públicos si en el mediano plazo pueden ser perjudiciales para la mayoría.

El pueblo no puede estar a favor del turismo médico mientras suframos listas de espera; eliminarlas, graduar más especialistas y fortalecer la CCSS, constituyen la ruta más corta al desarrollo que como sociedad merecemos.

Related Posts

Sin comentarios

Leave a Comment

Your email address will not be published.