Enter your keyword

Turismo: cinco pasos iniciales para mitigar la temporada baja

Turismo: cinco pasos iniciales para mitigar la temporada baja

5pasosUno de los grandes problemas sociales que enfrenta nuestro país es la temporada baja del turismo, la cual genera desempleo, reduce el crecimiento, desestimula el emprendimiento, disminuye las contribuciones a la Seguridad Social y el pago de los impuestos que genera el sector.  Esta temporada es la más larga.

Para nosotros esto está relacionado con la focalización de la marca país como “destino verde”, valor que en el pasado nos permitió ser punta de lanza, sin embargo nuestros vecinos ya aprendieron cómo desarrollar el ecoturismo, hemos perdido la diferenciación y no estamos sacando provecho de elementos de valor agregado que no han sido puestos al servicio de la oferta turística nacional.

Con la finalidad de enfrentar este grave problema nuestra organización ha venido proponiendo la ampliación de la oferta turística, complementando el destino verde con el azul; de salud y bienestar.

Este modelo es inclusivo, distante del concepto tradicional de turismo médico, que inicialmente beneficia solo a un pequeño gremio y que no cuenta con el apoyo popular, dadas las condiciones actuales de la Seguridad Social. Para nosotros el desarrollo debe ser progresivo, estratégico, solidario, democratizante y estimulador del máximo reparto social de la riqueza, por medio del apoyo al desarrollo de emprendimientos que promuevan a la micro y pequeña empresa.

De forma operativa, la ampliación y diferenciación innovadora de la oferta turística de nuestro país debe desarrollarse en áreas específicas que tengan como común denominador las siguientes características:

  • Que permitan la integración estratégica de grandes mayorías al desarrollo.
  • Que logísticamente signifiquen una oportunidad en el contexto global.
  • Que no representen una carga financiera adicional para iniciativa privada ni el sector público
  • Que su puesta en marcha se dé en el menor plazo posible.
  • Que a la luz de la Declaratoria de Interés Público, del Turismo de Salud y Bienestar, se integren diferentes actores estatales para potenciar los resultados en el corto plazo.
  • Que generen la menor resistencia por parte de los diferentes actores sociales en pro de la mayor tasa de éxito.

Dentro de este contexto proponemos los siguientes pasos, los cuales no son aislados, ni excluyentes entre sí:

1-Seguridad ante Emergencias Médicas: Costa Rica es un destino especial que conjuga naturaleza con adrenalina. Dado que nuestra oferta turística invita a la aventura, debemos ofrecer seguridad, para que el turista que tenga una eventualidad de salud o accidente sea atendido con prontitud, evitando las reconocidas “intermediaciones” desproporcionadas con que algunas empresas de transporte aéreo, clínicas y profesionales en salud han desprestigiado nuestro país a nivel internacional.

Ese sector debe ser regulado, con información abierta, que el turista conozca las tarifas, empresas acreditadas y evite caer en el oportunismo de quienes encuentran en la vicisitud la vil oportunidad del lucro desproporcionado.

Para lograr este fin, tal como lo presentamos ante la Junta Directiva de la Cámara de Hoteleros, proponemos:

El diseño de una boleta de información médica para los turistas, de llenado voluntario, donde se incluyan las enfermedades, medicamentos en uso, tipo de seguro y copia del mismo; para que en caso de una emergencia estén disponibles los datos del paciente para su rápido y efectivo traslado.

Además un plan piloto para los hoteles 5 estrellas de puesta en marcha de una “farmacia satélite” de pequeñas dimensiones, en conjunto con los operadores de las tiendas de conveniencia y la farmacia regional (en ciudad más próxima), bajo regencia de profesionales miembros del Colegio de Farmacéuticos. Este modelo permitiría reforzar los servicios del médico de planta, facilitar el acceso a medicamentos regulados y por encima de todo, diluir los costos de operación entre los diferentes actores, además de fortalecer la imagen de seguridad ante los turistas y la posibilidad de generar nuevos ingresos.

Necesitamos fortalecer la Seguridad Social en las zonas turísticas, para beneficio de propios y visitantes, brindando la certeza de atención permanente en estas áreas, dado que son las que producen gran parte de la riqueza a nivel nacional, esto en conjunto con la CCSS, el Ministerio de Salud y el INS.

Los costos de abrir estos servicios no deben ser asumidos por la CCSS. Como primera acción se debe estructurar una oficina de cobranza para seguros internacionales dentro de las sedes regionales de la Seguridad Social, para garantizar que las compañías de seguros asuman el pago de los servicios que los turistas demanden, atención que hoy no pueden ser cobrada, y que el beneficio de los mismos es únicamente de las empresas privadas de servicios médicos.

Creemos en un proyecto, que de forma colateral ofrezca seguridad y genere recursos; cada turista que ingrese al país debería pagar el monto equivalente al seguro del trabajador independiente de la CCSS, que lo cubra ante emergencias, el cual puede rondar los $50 por persona, para una estadía de quince días, el cual deberá pagarse al ingresar al país. De esta forma el turista contribuye con el desarrollo solidario de esta nación que le recibe con los brazos abiertos para recreación y esparcimiento, y al mismo tiempo está informado sobre su derecho a ser atendido en nuestro sistema de salud si le ocurre una eventualidad.

2-Alimentación Saludable: Costa Rica es un país “sin ingredientes artificiales”, eslogan que puede ser materializado con el desarrollo de una industria turística de emprendimiento orgánico e hidropónico, libre de agrotóxicos, diferente y con rostro humano.

Un destino seguro es un destino sano. Los valores filosóficos y beneficios a la salud de una dieta balanceada y natural son un gran atractivo.

Desde nuestra perspectiva este menú debe ser fuertemente impulsado por los hoteles, al mismo tiempo que desencadena el desarrollo local, creando una fuerte relación con los agricultores orgánicos e hidropónicos, cuya producción tendrá demanda en la medida que se genere un buen desarrollo del negocio hotelero, y viceversa.

Los mismos empleados de los hoteles y sus familias van a formar parte de este esquema de desarrollo, volviéndose productores y proveedores, capacitados por programas como los que desarrolla el INA, MAG, UTN y otros entes promotores de la alimentación saludable, transformado la relación laboral en una sociedad estratégica, de ganancias mutuas, donde todos nos beneficiamos de la prolongación de la temporada alta.

3-Destino para reducción de peso: La seguridad y buena alimentación es salud. Disfrutar del peso apropiado dejó de ser un asunto meramente estético para convertirse en una oportunidad para la prevención de enfermedades crónicas asociadas.

Las estadísticas actuales muestran una incidencia de sobrepeso y obesidad en los EUA del 60%, y dado su impacto en la economía y los costos del sistemas de salud norteamericano; empresas patrocinan actividades deportivas, de reeducación alimentaria y periodos vacacionales especiales para pérdida de peso de sus empleados y ejecutivos.

Nuestro país, como destino cercano a Norteamérica, natural y bilingüe, tiene toda la oportunidad de aprovechar este negocio brindando salud, mediante circuitos hoteleros donde el turista pueda hospedarse en un hotel diferente por semana, haciendo deporte, yoga, salud mental y reaprendizaje de sus hábitos alimenticios, generando una estadía de al menos 2 o 3 semanas.

4-Destino “Gluten Free”: El gallo pinto, nuestro plato típico, es libre de gluten. La intolerancia a la glicoproteína de trigo produce la llamada enfermedad celíaca, que afecta la salud del 1% de la población mundial, de la cual se calcula que al menos el 10% tienen algún grado de sensibilidad.

Quien padece esta enfermedad sólo puede consumir alimentos libres de gluten, para evitar complicaciones de salud que, incluso, pueden llevarlo a la muerte. Por esta razón el mercado y los pacientes se han organizado para crear una red de productos, restaurantes, comidas y destinos apropiados para el celiaco.

En Estados Unidos casi el 30% de la población está asumiendo una dieta libre de gluten, con la finalidad de mejorar su salud y perder peso.

Nuestro país no produce trigo, por lo cual no perdemos si su consumo baja, lo cual representa una gran oportunidad para volvernos destino “Gluten Free” y aprovechar este creciente mercado en el campo de la salud.

En este sentido se cuenta ya con emprendimientos a nivel del Instituto Tecnológico de Costa Rica, INA y la Asociación Costarricense de Chefs. Además es el tema es de interés de la Asociación Costarricense de Celiacos y de iniciativas privadas como Mundo Celiaco, la cual busca acreditar las cocinas de hoteles y restaurantes.

Si logramos atraer al menos al 5% de los 8 millones de celiacos diagnosticados entre Estados Unidos, Canadá y Europa, tendríamos la oportunidad de recibir al menos 400 mil personas, que en promedio gastan $1000,  generando $400 millones para distribuir en la economía nacional, con sólo el ajuste de una variable nutricional. Este mercado está siendo atraído por países como Italia, Japón y Australia, entre otros.

5-Destino de Sueño, Descanso o Libre de Estrés: Los ejecutivos internacionales sufren graves trastornos de sueño a causa del estrés, las largas jornadas laborales, viajes y cambios de huso horario. Para enfrentar el problema, muchas compañías invierten en el llamado “turismo de sueño” para sus funcionarios, el cual consiste en hospedarse en hoteles donde la persona puede dormir disfrutando de variables relajantes, que se ajustan por medios tecnológicos, como lo son aromas y sonidos de lluvia, olas y naturaleza.

Dichas “variables”, son nuestra realidad, especialmente en la larga época lluviosa de las zonas montañosas y el Caribe, por lo cual podríamos ofrecer una gran oportunidad a este mercado para vivir las “vacaciones de sueño” en un ambiente natural, no de laboratorio.

***

costa rica azul

Estas propuestas pueden ser operativizadas sin mayores costos, creando un mercado de oportunidades y beneficios para los turistas y nuestro país.

No esperemos que el modelo se agote, encontremos en la innovación, y la diferenciación del “turismo azul” el complemento para “el verde”, en un escenario de verdadero desarrollo económico y social sostenido, en respeto con el medio ambiente, contribuyendo con la Seguridad Social, compartiendo la riqueza y beneficiando a las grandes mayorías.

Dejemos de vender el “qué”, empecemos a dar a conocer el “por qué Costa Rica” y

¡Reinventemos el futuro!

Related Posts

One Comment

  1. Carlos Delgado
    Jun 24, 2014

    No se incluye entre estos puntos una invitación al turismo nacional. Los ticos estamos enamorados de nuestro país y nos encantaría ir a quedarnos varios días en un hotel, pero los hoteles grandes tienen precios muy altos, por lo que el tico se ve en la necesidad de buscar otro tipo de alojamiento: Llevar una tienda de campaña, buscar un familiar o amigo donde alojarse, o quedarse en un hotelito en donde no siempre es muy conveniente. Si los hoteleros presentaran una opción viable a los costarricenses y los precios fueran, por lo menos en esta temporada baja, mas acorde al bolsillo del tico de clase media, se les llenarían sus hoteles.

Leave a Comment

Your email address will not be published.