Enter your keyword

“Pura Vida”, nuestra marca país

“Pura Vida”, nuestra marca país

 Pura Vida 1

La expresión  “¡Pura Vida!” fluye por el ADN nacional y la utilizamos en todos los ámbitos de lo cotidiano, tanto en los personales, públicos, profesionales, académicos y -cómo no- en momentos de relajación o recreación, para manifestar la tranquilidad de estar libre de estrés.

Y esta emoción es contagiosa y reconocida, cuando un tico está fuera del país los locales como gesto de reconocimiento y amistad le dicen “¡Pura Vida, Costa Rica!”.

Esta expresión es uno de nuestros distintivos, un intangible por el que tantos pueblos alrededor del orbe nos conocen, el Pura Vida, y lo que implica, es lo que más y mejor hemos exportado a la humanidad.

Pero ¿Nos hemos detenido a reflexionar la trascendencia de esta frase y cuanto puede significar a futuro?

Con el fin de redimensionar la expresión, analicemos que está compuesta de dos realidades: pura y vida.

Lo puro es aquello que es limpio y que no se ha mezclado con los contaminantes, lo “libre de ingredientes artificiales”. Esto lo vemos reflejado en nuestra vocación e historia de conservación de la flora y fauna, lo “puro” de Costa Rica es el verde, ese donde yace el 5% de la biodiversidad mundial en tan sólo 51,100 kilómetros cuadrados de territorio.

Verde al que hemos destinado el 25% de nuestra tierra para protección, donde el aire puro, las fuentes de agua, plantas y animales crecen para beneficio y orgullo de nuestra sociedad, algo que leyes, políticas públicas y ciudadanos nos empeñamos en proteger.

Como “país verde” somos la marca número uno de Latinoamérica y la veinticinco del mundo. El Pura es el “verde” que hace a dos millones de turistas visitarnos, atraídos por las bellezas naturales y la aventura;  generando más de $2000 millones para la economía nacional.

Pura Vida 2

Vida, en su extremo más biologista y simplista se define como “el periodo comprendido entre el nacimiento y la muerte”, pero desde un enfoque humanista implica existir para crear, disfrutar y vivir desarrollando nuestro potencial, administrando el legado de nuestros abuelos para heredar una mejor Costa Rica, donde nuestros hijos y nietos vivan mejor que nosotros.

Para potenciar esa “Vida” necesitamos alimentos sanos, atención médica, actividad física, vivienda digna, agua pura, sistemas sanitarios, hospitales que brinden pronta atención, medicamentos, infraestructura, escuelas, colegios y universidades de excelencia académica, buenas y eficientes empresas de telecomunicaciones, tecnología al alcance de las mayorías, energías limpias, sostenibilidad, música, arte y cultura de reciclaje.

El azul es vida, es longevidad y salud; es la Costa Rica que vive la paz, la educación, la conservación, la sostenibilidad, la solidaridad, la libertad, el respeto por los Derechos Humanos y la búsqueda de la felicidad. Valores que nosotros disfrutamos pero que son el sueño de la gran mayoría de la humanidad.

Los costarricenses tenemos la oportunidad de ser un Faro de Esperanza para el mundo, compartiendo el ejemplo de un país pequeño que con valentía y visión dijo “sí se puede”.

El verde es la naturaleza y el azul la calidad de vida, que tenemos para invitar al mundo a visitarnos, a adquirir nuestros productos o utilizar nuestros servicios.

¡Pura Vida Costa Rica!

Related Posts

Sin comentarios

Leave a Comment

Your email address will not be published.