Enter your keyword

Madre de 43 años con seis hijos logra nota perfecta en admisión de la UNA

Madre de 43 años con seis hijos logra nota perfecta en admisión de la UNA

Madre de 43 años con seis hijos logra nota perfecta en admisión de la UNA

El simple hecho de ganar el examen de admisión de la Universidad Nacional (UNA) es suficiente para alegrarle el año a cualquiera, pero si aparte de eso se logra alcanzar el 900 que corresponde a la nota perfecta, es motivo de orgullo de por vida.

Eso fue lo que le sucedió a María Felicia Rodríguez, una ama de casa de Turrucares de Alajuela, quien a sus 43 años y con seis hijos a cuestas, ahora se prepara para estudiar Ingeniería Infórmatica.

La historia de María Felicia es un ejemplo de esfuerzo y éxito que debe ser contada.  Es por eso que nos pusimos en contacto con ella para conocer un poco más sobre cómo recibió la noticia y cómo se prepara para esta nueva etapa.

“Super emocionada, es un privilegio, una bendición de Dios, es lo que le puedo decir, una emoción terrible. Uno ve chicos que de verdad se esfuerzan, gente que paga cursos carísimos y muchos ni siquiera logran entrar; para mí es una bendición”. expresó.

Aunque ahora Rodríguez se visualiza como ingeniera, la decisión de cursar esta carrera la tomó luego de conocer el resultado de la prueba de admisión del centro universitario.

 “Cuando vi que había sacado 900”, comentó entre risas. “Había puesto como primera opción bachillerato en inglés, pero ya que se dio la oportunidad, lo cambié”, dijo conteniendo la risa tímida.

Su vida dio un vuelco completo en el último año, según cuenta, fue a mediados el año pasado que decidió sacar el bachillerato y en cuestión de dos tractos, pasó todas las materias (hizo cuatro exámenes en agosto del 2016 y las dos restantes en marzo de este año). A partir de ahí, lo que correspondía era seguir adelante, en “un solo impulso”, como dijo.

Para ello contó con todo el apoyo de su familia, como el de su hijo mayor de 26 años que le ayudó a estudiar o el de su esposo Carlos Vásquez, quien la acompañó en el proyecto.

“He recibido apoyo y paciencia, porque uno ocupa ratos para uno, para que no interrumpan los estudios, especialmente para matemáticas, que fue lo que más le puse un poquito”.

Según comenta, ella tiene conocimientos “muy muy muy generales” en computación, pero al ser una de las carreras del futuro, se inclinó por esa rama. Ante la pregunta, ¿qué le gustaría hacer una vez que se gradúe, en que le gustaría trabajar? Ella suspira y exclama un sincero “no sé”.

“Eso si no lo he pensado, pero será una maravilla”, respondió alegremente.

Esta madre demuestra que no hay límites para luchar por lo que se quiere, pues sólo se trata de intentarlo. Rodríguez invitó a personas jóvenes  y adultas a accionar y dejarse sorprender.

“No solo para querer entrar a la universidad, si alguien quiere estudiar algo o aprender algo y lo ha dejado ahí, de lado, lo mínimo que se puede hacer es el intento, no hay peor lucha que la que no se hace. Tal vez se lleven una sorpresa”, comentó sonriendo.

Costa Rica Azul y su Presidente, Christian Rivera, reconocen y celebran el esfuerzo de María Felicia Rodríguez como un ejemplo más de que sí es posible que todos: ¡Reinventemos el futuro!

Related Posts

Sin comentarios

Leave a Comment

Your email address will not be published.