Enter your keyword

Protegiendo las ideas del emprendimiento

Protegiendo las ideas del emprendimiento

Hace unos años un grupo de emprendedores crearon una bebida artesanal que comercializaron con bastante aceptación de sus clientes, sin embargo transcurrido un tiempo cuando intentaron inscribirla como marca se llevaron la sorpresa que una importante compañía se había adelantado en el proceso.

“La Propiedad Intelectual es un concepto que abarca todas aquellas creaciones de la mente, en las que interviene la creatividad, la originalidad y el sello personal de cada creador”, indica la página del Registro Nacional.

Como nación integrada globalmente hemos sido testigos de cómo nuestra economía se dinamiza y surgen emprendimientos locales que coexisten con internacionales, por lo que es imperativo que nuestros jóvenes que desarollan sus ideas de negocio cultiven la protección legal de los mismos.

La protección de las marcas tiene su origen en la creación de la Organización Internacional de la Propiedad Intelectual, conocida como OMPI; un foro mundial que busca la cooperación en la materia, como parte de la ONU y cuenta con 189 países miembros. En Costa Rica, el Tratado Internacional del Convenio de la OMPI es aprobado en la Ley de Marcas y otros signos distintivos número 7978 del año 2000.

Estos procesos se realizan en el moderno edificio del Registro de la Propiedad -Propiedad Industrial-, mediante un proceso sencillo que implica realizar la investigación previa, confeccionar la solicitud, el pago de timbres y la publicación de los edictos en la Gaceta, labores para las cuales la asistencia de un profesional en Derecho es opcional; el ciudadano de forma ordenada y siguiendo los instructivos lo puede realizar a cuenta propia.

“La protección de las marcas es por diez años, sin embargo son renovables indefinidamente por espacios similares de tiempo. Al proteger una marca también se abre la posibilidad de la defensa de la misma ante terceros que quieran utilizarla sin permiso.  Para ello, se establecen procesos ante la Justicia Civil por competencia desleal al usar una propiedad ajena para obtener ganancias”, indica el abogado Alejandro López-Meoño.

“Dentro de la propiedad intelectual, se protegen indicaciones geográficas, obras literarias, obras musicales y otros como por ejemplo colecciones de fotografías, colecciones de joyas, diseños de moda y muchas otras formas del intelecto.  El procedimiento es similar que el anterior para proteger creaciones únicas, siendo parte de los derechos inalienables de la humanidad”, agrega el experto.

Nuestra iniciativa invita a las escuelas de negocios de las diferentes universidades del país para que incluyan, junto a la formación de emprendedores, la iniciativa para que las marcas comerciales sean inscritas, ya que de una pequeña idea pueden surgir grandes sueños que pueden llegar todavía más lejos con modelos de negocio colaborativos como las franquicias.

¡Reinventemos el futuro!

Related Posts

Sin comentarios

Leave a Comment

Your email address will not be published.