Enter your keyword

La calidad de la enseñanza de la medicina en el futuro del país

La calidad de la enseñanza de la medicina en el futuro del país

La calidad de la enseñanza de la medicina en el futuro del país

Recientemente el director del Consejo Nacional de Educación Superior Privada (Conesup) manifestó que las ‘Universidades privadas hacen lo que les da la gana’, en referencia a la delicada enseñanza de la medicina, ya que de las 7 casas de enseñanza privada que imparten la delicada carrera solo la UCIMED y Latina superaron la aprobación general mientras que UNIBE, la Hispanoamericana, UIA, UACA y San Judas Tadeo “dejaron mucho que desear, pues ni siquiera rozaron el puntaje mínimo (411 de 800 puntos) para aprobar”.

Nuestra iniciativa no solo respeta sino que apoya la libertad de enseñanza, lo cual es un derecho consagrado en nuestra Carta Magna, por lo que siempre apoyaremos la pluralidad de pensamiento, riqueza e intercambio para la promoción de nuevos profesionales -eso sí- de calidad.  

Excelencia de carreras. Con la apertura de la educación superior no solo el Estado puede formar profesionales en Costa Rica, sino que también casas de enseñanza superior -tal como en las naciones democráticas-, pueden impartir carreras.

Es así como hemos sido testigos de universidades como la Libre de Derecho con derecho, la UCIMED en medicina, la San Judas en periodismo, La Salle en educación y Véritas en arquitectura, las cuales demuestran el beneficio a la sociedad con la formación de profesionales rigurosos.

El “problema de los títulos” en el Estado. Sin embargo también hemos sido testigos de cómo carreras como la enfermería, también el derecho y educación -posiblemente esta última la más golpeada-, han entrado en un severo inconveniente con casas de enseñanza caracterizadas por el poco prestigio y la garantía de un diploma en poco tiempo.

En el sector privado “cartón no es igual a cartón”, la universidad es protagónica para lograr una colocación, junto a méritos como la experiencia, otras habilidades blandas e idiomas. En el Estado no, de ahí que en carreras como educación es frecuente encontrar jóvenes con 25 años con una o dos maestría obtenidas en tiempo récord quienes tienen toda la ventaja en los concursos de Servicio Civil respecto a quienes optaron por formarse en casas de enseñanza comprometidas que demandaron más tiempo y sacrificio.

¿Medicina mediocre?. Las mediciones de los futuros médicos deben ser vinculantes para la obtención de un espacio para el internado, quien no logre aprobar simplemente no puede servirse del sistema e infraestructura que todos los costarricenses pagamos con el aporte solidario.

Pero hay más. Necesitamos que las plazas de Servicio Social sean asignadas mediante pruebas que demuestren que los mejores serán los que pueden ser contratados por la Caja, abandonando el modelo de la rifa de cupos e ingresando al mérito, así los médicos generales con mejores notas serán los que tendrán el honor de servir en una de las instituciones más prestigiosas del mundo y los que no aprueben tendrán que asumir la consecuencia de haber elegido una ruta equivocada cuyo rumbo jamás puede ser el éxito.

Un doctor sin excelencia en la formación, sea de universidad pública o privada, no tiene por qué estar en la CCSS.

¡Reinventemos el futuro!

Related Posts

Sin comentarios

Leave a Comment

Your email address will not be published.