Enter your keyword

Fiesta indígena de los Diablitos es declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de Costa Rica

Fiesta indígena de los Diablitos es declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de Costa Rica

Fiesta indígena de los Diablitos es declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de Costa Rica

El Juego o Fiesta de los Diablitos celebrada por las comunidades indígenas de Boruca y Rey Curré entre el 30 de diciembre y el 02 de enero, fue declarada Patrimonio Inmaterial de Costa Rica.
Este reconocimiento convierte el Juego de los Diablitos en la primera manifestación indígena del país que ostenta con el título de Patrimonio Inmaterial y tiene como objetivo fortalecer esta práctica ancestral en las comunidades en donde dio origen la tradición, así como facilitar que instituciones del sector público y privado contribuyan en la salvaguardia de esta importante manifestación cultural.
La actividad representa el drama histórico de la conquista, es decir, la lucha de los borucas, personificados por los cabrû (diablitos) contra los españoles simbolizados en la figura del toro, enfatizando la resistencia del indígena ante la colonización.
“El principal ritual de la comunidad Brunca y su cosmogonía. Se suma a un conjunto de declaratorias nacionales de Patrimonio Inmaterial al Calypso, al Swing Criollo, al Tope de Toros; así como al Boyeo y la Carreta con su declaratoria de nivel internacional. Todas ellas van dando cuenta de nuestra diversidad cultural, y esta destaca por ser la primera que se declara específicamente en una comunidad indígena”, comentó la Ministra de Cultura y Juventud, Sylvie Durán.

Según la declaratoria, esta festividad esta ligada a conocimientos ancestrales y oitras destacadas expresiones culturales como son la artesanía para la elaboración de máscaras y atuendos de los diablitos, la música, con sus instrumentos y cantos, la danza y el teatro, las comidas y las bebidas tradicionales y otros elementos propios de la tradición oral.
El proceso para la declaratoria dio origen en las propias comunidades indígenas, en esos lugares se recogieron todos los elementos propios de ese Juego, por medio de entrevistas en la comunidad a los actores que forman parte de esa práctica, luego completaron los formularios correspondientes para su evaluación, misma que fue dictaminada afirmativamente para las comunidades.
Esta práctica se traspasa de generación en generación y posee una serie de reglas y elementos propios de la tradición, así como un relevante significado para ambas comunidades. En ella participa un amplio número de actores, entre ellos la Comisión de diablos, compuesta por el diablo mayor, diablos menores, arreadores, músicos, el toro, toreros, matadores, colaboradores, “perros” y diablas.
“Esta declaratoria viene a reforzar el trabajo que estamos haciendo, a darnos fuerza en momentos oportunos, porque en este momento el Juego de los Diablitos experimenta una cambio cultural importante, porque nuestros miembros mayores ya no están, los hemos perdido a todos en los últimos dos o tres años; ya existen sucesores que hasta este año tomarán la batuta de esta práctica como Diablos Mayores o líderes que emprenden la tradición, por lo que esta declaratoria nos permite proteger nuestra cultura, tradición, comidas, danzas y resguardar nuestras prácticas inmateriales y espirituales”, expresó Melvin González, miembro de la comunidad Boruca. 
Para el Presidente de Costa Rica Azul, el Dr. Christian Rivera este reconocimiento a las tradiciones autóctonas del país es un paso importante en el tema de la visiblización de los pueblos originarios, ya que les da su lugar como parte fundamental de la Costa Rica Azul.
Entre las principales prácticas de salvaguardia de la Fiesta de los Diablitos, resaltan acciones para la elaboración de chicha, la transmisión de la tradición en niños y jóvenes, mediante conversatorios, talleres para fortalecer la práctica de la lengua boruca, la conservación de la naturaleza y los principales sitios que forman parte de la práctica del Juego de los Diablitos.

Related Posts

Sin comentarios

Leave a Comment

Your email address will not be published.