Enter your keyword

Energías limpias para el crecimiento profesional y nacional

Energías limpias para el crecimiento profesional y nacional

La elección vocacional siempre es una de las principales decisiones en la vida y está influenciada por el entorno social,  la familia y la misma visión que se tenga a la hora de definir.

La oferta universitaria es dinámica, por lo que en los últimos años han surgido titulaciones novedosas con gran impacto, al punto que es difícil visualizar la sociedad de hoy sin el aporte de los estudiosos y profesionales de esas áreas, como lo es la informática (surgida de la ‘fusión’ de la electrónica y matemáticas) y de igual forma otras más nuevas -también ya indispensables-, como la telemática/telecomunicaciones y mecatrónica.

A estas se unen otras como las ingenierías ambientales, biotecnologías y aquellas que fusionan distintos saberes como es el caso de la producción de energía renovable.

El mundo cambia y aquellas naciones cuya juventud tenga afinidad con las grandes revoluciones intelectuales, tendrán ventaja a la hora de crear riqueza más allá de la estática visión de explotar recursos naturales.

Solo en Estados Unidos las energías limpias generan más de 3 millones de puestos de trabajo, $200 billones en ingresos y a nivel global la suma ascendió, en 2016, a $1,4 trillones de dólares, mucho más que las tradicionales industrias y el doble de la economía global.

El futuro como trabajador especializado o profesional en energías limpias es mucho mayor que las industrias que utilizan carbón, gas y el tradicional petróleo.

Es importante que estas tendencias formen parte de las reflexiones de la educación secundaria, así como en el diseño curricular, ya que nuestro país insiste en un modelo en el cual la juventud no se vincula emocional e intelectualmente con la ciencia.

Para citar un ejemplo, Rusia no solo está enfocado en la nueva tendencia sino que también ha logrado que las mujeres (todavía minoría en las ciencias duras por estos lares), sean protagónicas en matemáticas “mi tutor me enseñó el poder de los números y los cálculos y cómo te dan la capacidad de predecir las cosas. En ese sentido, la matemática siempre se sentía como algo mágico”, dice la rusa Irina Khoroshko, de 26 años, quien desarrolla una exitosa carrera como científica de datos.

Si bien la rigidez de nuestro sistema para evolucionar a nuevos modelos hace el proceso de cambio poco más que lento, basta que los docentes en clase incentiven un nuevo acercamiento hacia el conocimiento científico para que la juventud se inspire para ampliar su horizonte de elección vocacional.

¡Reinventemos el futuro!

Related Posts

Sin comentarios

Leave a Comment

Your email address will not be published.