Enter your keyword

Construyendo una cultura de emprendimiento

Construyendo una cultura de emprendimiento

Costa-Rica-educacion-universidad_jpeg__2048×1536_

“…Chile y Reino Unido son los que más atraen emprendedores extranjeros. La esperanza de las autoridades es que los negocios en cuestión prosperen, creen empleos, riqueza e ingresos en impuestos para el país que los recibe” [Fuente Estrategia y Negocios]

Nuestra iniciativa, desde de sus inicios en el año 2011, aboga por una cultura de emprendimiento que supere los viejos paradigmas de “yo estudio para ascender en una empresa” o “quiero la estabilidad de ser empleado público”.

Si bien es innecesario aclarar que no hay indignidad en ser empleado, es importante recalcar que la economía local necesita más empresas de capital nacional, con costarricenses que, sin importar su formación académica o empírica, vayan detrás del sueño de dejar huella construyendo un futuro de innovación.

Cambios de pensamiento político

Hasta el momento, la mayoría de lo que consideramos “gasto social” está construido en una agenda asistencialista para los que menos tienen, como acto de solidaridad el cual -lamentablemente- no siempre ha gozado de controles transparentes y se ha podido prestar para el pago de favores políticos. Esperamos que esto cambie y podamos apreciar a mediano plazo los frutos de ese viraje.

No obstante la creación de empresas se ha circunscrito en una visión economicista por lo que las políticas públicas de emprendimiento no se sienten con tanta fuerza como deberían.

Construcción, importación y exportación de ideas

Lejos de lo que pudiera esperarse, nuestra iniciativa no aspira a que los empresarios reciban subsidios por emprender, eso sería un estímulo injusto ya que el éxito de una compañía no debe basarse en recibir fondos públicos “por el mero hecho de existir”, sino por el éxito que tenga convenciendo a los consumidores de elegir sus productos.

La justa cultura de emprendimiento es la estimulación del talento por medio de programas de capacitación, reducción de trámites y regulaciones burocráticas, así como programas de beneficio fiscal para que las micro y pequeñas empresas puedan crecer a paso más acelerado.

Para esto es necesario el intercambio de conocimiento, donde jóvenes con ideas novedosas de otras latitudes vengan a Costa Rica a desarrollar sus proyectos, generen transferencia de experiencias y conocimientos, para que así pronto veamos ticos haciendo lo mismo en otras naciones, beneficiando los aspectos socioeconómicos nacionales y regionales

La cultura de emprendedurismo ha sido la base del desarrollo de otras naciones, no tengamos miedo de romper paradigmas y ¡reinventemos el futuro!

Related Posts

Sin comentarios

Leave a Comment

Your email address will not be published.