Alimentos hidropónicos impulsando al turismo

Hidroponía: Salud y Bienestar

Hidroponía: Salud y Bienestar

En donde se pueden “tocar” las nubes mientras se aprecia el paisaje del golfo de Nicoya, encontramos a don Orlando Cabezas Trejos y su familia.

Su proyecto llamado Jardín Hidropónico Trejos-Los Pinos, de 2200 metros cuadrados, se ubica en Monteverde, en la finca de la familia Arguedas Morales, con quien tiene una gran relación de amistad y confianza.

Este antiguo ganadero ahora se dedica a hacer crecer en sus invernaderos la mezcla de arte, creatividad y conocimiento de los cultivos hidropónicos.

La hidroponía consiste en el cultivo de plantas en soluciones minerales en lugar del suelo, para lo cual un sistema de riego lleva la solución nutritiva, disuelta en agua, a la raíz de la planta.

Con la asesoría del Ministerio de Agricultura y Ganadería, región Pacífico Central, ha desarrollado Buenas Prácticas Agrícolas, mientras recibe consejos de los visitantes sobre la sostenibilidad del proyecto, para causar el menor impacto ambiental.

A la fecha desarrolla 22 cultivos, que se colocan en restaurantes, hoteles, abastecedores y familias de la comunidad, destacando la lechuga, rúcula, perejil, albahaca, culantro, cebollín, tomate, yerba buena, tomillo y acelga.

“Algunas transnacionales quisieron imponer el producto y forma de pago, pero nuestra filosofía es diferente” asegura don Orlando quien visita personalmente los comercios y hoteles, lo que  motiva a los turistas a conocer “el lugar donde se siembra lo que estoy comiendo”.

2- Dr. Rivera (1)

Para el doctor Christian Rivera, coordinador de Costa Rica Azul, este es un gran ejemplo de reconversión e innovación hacia actividades de mayor valor agregado “iniciativas exitosas como la de don Orlando son un gran ejemplo para quienes hoy siguen anclados en la agricultura tradicional, el productor costarricense puede convertirse en promotor nacional e internacional de alimentos saludables, acorde con la Declaratoria de Interés Público del Turismo de Salud y Bienestar, impulsando al turismo al mismo tiempo que generan buenos ingresos para sus familias”.

Hace 40 años las siete hectáreas de la propiedad se dedicaban a la ganadería, hoy la finca se ha reconvertido: más de la mitad es área de conservación, casi un cuarto de hectárea se dedica a la hidroponía y en la otra parte se han desarrollado jardines, senderos y cabañas para los turistas.

En palabras de don Orlando la hidroponía no es sólo una actividad comercial “esto produce gran higiene mental, uno tiene una preocupación, se viene a trabajar en los cultivos hidropónicos y cuando se da cuenta ya solucionó el problema”.

Comentarios

  1. [...] 2-Alimentación Saludable: Costa Rica es un país “sin ingredientes artificiales”, eslogan que puede ser materializado con el desarrollo de una industria turística de emprendimiento orgánico e hidropónico, libre de agrotóxicos, diferente y con rostro humano. [...]